Se casa mi prima

 In Gente de Costa, NO SÉ QUÉ PONERME..., Outfits

¿Tienes boda este año? Yo sí.

Looks para novias e invitadas en 2019.

Se casa mi prima pequeña, el próximo 28 de Septiembre. Como la quiero mucho no le guardaré rencor por casarse antes que yo. Es así la vida, y sé que me está leyendo y me dará un trozo de tarta más grande que al resto de invitados, como compensación a los comentarios de abuelos y demás parientes a los que me tendré que enfrentar: “¿y tú para cuándo?”. Y, a parte de bromas, me alegro muchísimo por ella y le deseo un matrimonio feliz, fuerte y comprometido.
La noche de Fin de año me preguntó si ya estoy diseñando mi vestido.
– ¡Nooo, todavía no! ¿Y tú ya lo tienes? Pregunté.
– No, yo tampoco. Sé lo que quiero, pero tengo que buscarlo y encontrarlo, dijo con carita de miedo.

Así que te dedico este post, con todo mi cariño y con las ganas de verte preciosa el 28.

Comenzaré con algunas propuestas de fantásticos diseñadores para este 2019, repasaremos un poco el dress code para este tipo de ceremonias, según el tipo de invitada que te tocará ser, y finalmente algunos vestidos de novia muy originales, para terminar a lo grande.

Desliza hacia abajo si quieres ver las 2 galerías fotográficas: invitadas y novias.

 

 

¡Houston, tenemos un problema!

Y cuando digo problema, no quiero decir problemilla, sino algo que, para nosotras, enamoradas de la ropa, nos preocupa: cómo ir adecuada, actual pero no igual al resto de 100 mujeres de la boda. Nos gusta seguir las tendencias. Nos vemos las mejores cuentas de Instagram, Pinterest, blogs de moda… todos los looks de invitadas ideales; pero al mismo tiempo nos da pánico escoger un vestido largo con ese tono azulón que hemos visto y que haya 18 invitadas más vestidas del mismo color. No podremos fingir todas que somos las damas de honor de la novia, para disimular. Quizás sería más fácil que con la invitación pusiese: “María, la boda será de mañana, así que además del dress code correspondiente, te ha tocado, por sorteo ante notario, ser la invitada que llevará estampado tartán escocés. Como referencia puedes consultar los diseños High Class de Versace del 2018.”

 

¿Seguir tendencias o no? That is the question!

No quiero que parezca que visto de otra época, pero no me obsesionan las tendencias. Como diría un italiano: assolutamente no!

Me gusta crear Moda que algunas mujeres deseen, -muchas mujeres, si soy sincera, por el bien de mi economía y porque sueño con comprarme un barco antes de los 80- que las haga sentir guapas, especiales, cómodas, sofisticadas, y atemporales. Que se reencuentren en el armario con un vestido mío, que tiene 15 años, y sean felices porque aún les sienta de muerte y no necesiten comprar otro para la boda de su compañera de trabajo, porque en realidad, les apetece repetir. -Sí, no soy muy inteligente, y me contradigo con eso de pensar en mi economía y luego desear que no me compren un vestido nuevo y que repitan uno viejísimo; pero es que no aspiro a un barco muy grande-. Además, si llevas un vestido de hace 20 años, incluso más, te aseguro que serás la única con ese modelo. Puedes cambiar los complementos, el peinado, -incluso el acompañante-…

¿Acaso no llevarías este vestido de 1967 de Balenciaga si lo hubieses heredado? Creo que me lo pondría en todas las bodas. Puede que hasta me colase en algunas, sólo para tener un excusa para repetirlo. 

Vestido de Cristóbal Balenciaga de 1967.

 

¿Cómo acertar entonces?

Para la calle creo que no es demasiado importante si seguimos tendencias; pero para una ceremonia de este tipo, no aconsejo llevar el vestido que más has visto en las últimas semanas en redes sociales, a no ser que te guste eso de tener clones, o no tengas amigas y te vayas a sentir integrada en un grupo de mujeres con vestido de lunares.

En una boda grande vas a coincidir sí o sí vestida de forma parecida a alguien, y no es un problema, aunque le haya dado algo de dramatismo -bromeando- en el párrafo anterior, hay que distinguir qué son problemas y qué son tonterías en esta vida. Hay que restarle importancia. Y si el vestido es el exacto, pues te haces una foto con la otra invitada gemela, y lo aceptáis con humor; y si a ella le queda mejor, pides más tarta como compensación -sólo lo he dicho, para que lo del trozo extra de tarta se grave con fuego en la cabeza de mi prima Ara y no se olvide, porque seguro que con los demás preparativos y los nervios del día, esto se le olvida, y es importante para mí. Recuérdalo. Eres mi prima preferida. Je t’aime-.

Pero no hablamos de coincidir con alguien, sino de no querer ir todas iguales.

GALERÍA DE INVITADAS.

He escogido algunos diseños que me han parecido muy originales, sofisticados y diferentes entre sí, para que puedas encontrar lo que buscas, sea cuál sea tu estilo o formas y colores que te favorecen: Chiara Boni “La Petite Robe Noire”, Delpozo, Jonathan Simkhai, Ana Torres, Chanel Cruise, Etro, Carla Ruiz, Inma Linares, Rafael Urquizar, Sedomir Rodríguez de la Sierra...

Y antes de que comiences a verla, te recuerdo también que Pantone ya ha publicado cuál es su color 2019, un tono precioso “Living Coral 16-1546”, que verás a partir de ahora en multitud de objetos, logos, páginas web y también en Moda, tanto en prendas como en complementos. Es un color muy favorecedor, y si te gusta ir a la última, tenlo en cuenta.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

¿Cómo acertar con el estilismo?

4 tips para ir perfecta y un recordatorio importante.

Recordatorio previo:

se casa otra. No tú. No eres la protagonista. ¡Peligro. Danger. Achtung!

No planees llegar vestida para los Premios Oscar y más tarde que la novia, para poder desfilar cuando todo el mundo esté sentado. El karma se dará cuenta de lo mala persona que eres, y se te caerán los dientes y te crecerán pelos largos en la nariz.

 

1.- SIGUE EL DRESS CODE.

Intenta seguir los códigos de etiqueta, por respeto a los novios, que han preparado la boda durante meses, y se lo merecen. Además, el dress code no nos limita ni nos resta libertad: no vayas de blanco a no ser que seas la hermana de la novia y te lo ha pedido, un grupo de damas de honor o una boda ibicenca, por expreso deseo de la “prota”. No lleves un vestido largo de brillos si es una ceremonia de mañana, etc. Puedes ir boho, rockera, lady like, de traje chaqueta, de vestido, con falda, pantalón, de tul, de encaje, de mikado, con bordados, sencilla o recargada, menos o más, lisa o estampada, con uno nuevo o con el que llevaste a la boda del hermano de tu marido, que como es de otra familia, nadie se va a dar cuenta de que es repe; con ese que has heredado de tu madre, con una gasa italiana preciosa, de hace veinte años… En resumen, que vayas como quieras, pero acorde. Es una ceremonia, y hay protocolos.

2.- SÉ TÚ MISMA.

Tienes que sentirte cómoda y guapa, no disfrazada. Tampoco seas una miedicas. Pierde el miedo a los tocados, sombreros, a llamar la atención. Si tienes ganas de algo, atrévete. 
Te conoces mejor que nadie. Sabes qué te sienta mejor y peor. Qué formas marcan tu cintura, te hacen las piernas más bonitas, o con qué tonos te sientes más guapa. Sólo tienes que buscar un equilibrio entre lo que sabes que te favorece y ser audaz con algo que te apetece poner, buscando la manera de que encaje contigo.

Estudio morfológico

Y si necesitas que te echen un cable porque no sabes qué formas pueden resaltar más tu figura (mucho pecho, cadera ancha y tronco estrecho, figura recta con poca cintura, etc…), consúltanos sin compromiso por email (mariagondar@cruzcostacostura.com). Podrás enviarnos una foto y te haremos un estudio morfológico y unos trucos y claves muy sencillas para ayudarte a encontrar el vestido que mejor te siente y realce tu cuerpo. A veces tenemos ideas equivocadas, y los complejos que nos hacen escoger mal el atuendo. 

¡Pídenos consejo!

3.- MADRE NO HAY MÁS QUE UNA, PERO TENDENCIAS SÍ. 

Si te gusta ir actual, que sepas que no hay una única tendencia por cada temporada. Como verás a continuación, aunque a veces hay una predominante, -que muchas veces llega a saturar, puede que incluso antes de llegar a la calle, se autodestruya, por haberse usado hasta la saciedad en redes sociales-, los diseñadores ofrecen una variedad de posibilidades inmensa.
Como éste es un blog dedicado al Diseño Moda, a su historia, a su función como mecanismo de comunicación,  he escogido algunas de las creaciones que más han llamado mi atención, por su creatividad, originalidad, colores atractivos o con esa sencillez perfecta que tienen algunos diseños y los hacen básicos casi necesarios para nuestro armario.

4.- ¿QUÉ TIPO DE INVITADA SERÁS?

4.1.- Madrina:

pueden ir de largo aunque la boda sea de día, aunque, por supuesto, no es norma, sino opción. Pueden llevar trajes dos piezas, aunque deben evitar lo vestidos cortos. En ceremonias religiosas españolas, pueden llevar mantilla y peineta, que puede ser blanca o marfil, con el permiso de la novia.

Algunas personas opinan que, por protocolo, deben ir siempre de manga larga o manga francesa si llevan guantes; pero, personalmente, lo considero un protocolo exagerado, si pensamos en una madrina de julio o agosto, con 38º C. No creo que haya nada de malo en que muestre los brazos en este siglo. Con lo bonitos que son los vestidos de madrina con un gran volante o rosa sobre los hombros.

4.2.- Madre de la novia:

aunque parece que su papel es menos relevante que el de la madrina, actualmente no es así, de hecho, es común que cuatro padres acompañen a los novios en el altar, y no solamente los padrinos. Las posibilidades: vestido largo con permiso de la novia -claro, cómo no le vas a dar permiso a mami. Que se ponga lo que quiera y se sienta feliz, que para eso es mami-, coat dress (esa prenda que es una especie de abrigo midi y vestido de fiesta, como los que lleva la Duquesa de Cambridge), dos piezas de media pierna…

Duchesa de Cambridge con un coat dress blanco

4.3.-Hermana de la novia:

Si se casa tu hermana, vuélvete loca. Tienes permiso para ir de largo de día, estrena y echa la casa por la ventana si puedes. No te compres “un vestido mono que pueda aprovechar para las fiestas de verano”. Disfruta del privilegio y ponte bonita y llamativa. Después de la novia y las madres, ahí estás tú, eres su hermana, te ha pintado con bolígrafo las caras de tus Nenucos, o tú a ella. Hay un vínculo. Y ella disfrutará de que hayas buscado el mejor vestido que has podido para su boda. A petición de la novia, las hermanas, así como las damas, pueden ir de blanco.

4.4.- Damas de honor:

Pues serás obediente, y dado que has aceptado el privilegio, escogerás vestido con la novia. Normalmente se escoge un color o tela, o una gama de colores, y hay libertad de formas para el vestido. ¡Suerte. Espero que la novia tenga buen gusto!

4.5.-Resto de invitadas:

Dependiendo de tu amor o vínculo con la novia -tu prima, tu mejor amiga-, desearás ir vestida de una forma más especial o simplemente llevar un vestido que cumpla los requisitos de ir adecuada, pero que puedas reutilizar para la calle o cualquier otra cena importante del año. Deja entonces que tu instinto te vista, y te diga si tienes que llevar un diseño a medida o bien prêt-à-porter.

 

 

Y LO PROMETIDO: GALERÍA DE NOVIAS.

He querido incluir en esta galería diseños diferentes y muy originales, algunos con color. Porque, ¿qué importa casarse de turquesa si es con tul de Michael Cinco o de verde con Giambattista Valli o de rojo con Vera Wang? Eres tú quien decide.

Aquí tienes mi selección y un enlace directo a las páginas webs de Victor and Rolf, Vera Wang, Monique L’huillier, Krikor Jabotian, más que diseñador, arquitecto de moda; Pnina Tornai, Victoria, de Vicky Martín Berrocal

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Espero que te haya gustado la selección, y que comentes contándome otros diseños que te parezcan interesantes para añadir al post. Suerte con la elección de tu traje.

Muy pronto publicaré un artículo más especifico para novias e invitadas de talla grande, muchas veces olvidadas. Suscríbete a la web www.cruzcostacostura.com si quieres recibir las newsletter de Cruz Costa informando de noticias y nuevos artículos. 

Y si te interesa la Historia del Vestido de Novia, saber desde cuándo es blanco, cómo se vestían en el pasado y cómo hemos llegado a los actuales; así como diferentes tradiciones y colores según el país, haz click aquí. 

Un fuerte abrazo y recuerda que ¡la mejor defensa no es un buen ataque, sino un buen vestido!

María Gondar,

Recommended Posts

Dejar un comentario

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

0